• facebook
  • twitter
  • Universidad de Alicante

EL FUTURO ES CREAR

El volumen de actividad del sector de las Industrias Culturales y Creativas superó en 2009 los 41.000 millones de euros, lo que contribuyó a generar un volumen de empleo directo superior a los 625.000 trabajadores y un tejido empresarial que superó las 100.000 empresas.
En términos relativos, la actividad del sector representó el 4,0% del PIB agregado, el 3,3% del empleo y el 3,1% del total de empresas.

Más allá de su contribución directa al PIB y al empleo, las ICC también son importantes impulsoras de la innovación económica y social en otros muchos sectores, tales como la industria manufacturera, el turismo, la educación o la investigación. Según estimaciones, los efectos indirectos de las ICC en términos de PIB alcanzarían los 10.000 millones de euros y generarían más de 180.000 empleos en actividades vinculadas con el sector, lo que contribuiría a incrementar la aportación del sector a la economía española, hasta situarla en el 5,2% del PIB y el 4% del empleo total.

Fuente: FUNDACIÓN IDEAS (2012): Las Industrias culturales y creativas. Un sector clave de la nueva economía, Madrid, Fundación Ideas.

¿QUÉ SON LAS INDUSTRIAS CREATIVAS?

Se pretende abarcar a las actividades que tienen su origen en la creatividad, la habilidad y el talento y que son potencialmente generadoras de riqueza y trabajo a partir de la creación y explotación de la propiedad intelectual.

Es decir, las “industrias creativas” incluyen a las tradicionales “industrias culturales” (editorial, discográfica, cinematográfica, etc.) y añaden otras, aquellas que aportan un valor añadido decisivo a partir de la creatividad de sus artífices: publicidad, moda, arquitectura, diseño industrial y gráfico, videojuegos, gastronomía, artes escénicas, entre las principales.

La denominación ha recibido un definitivo impulso con la publicación, en abril de 2010 (durante la presidencia española de la Unión Europea), del Libro Verde de las Industrias Culturales y Creativas de la Comisión Europea, ideado para potenciar a los profesionales y empresas de la cultura como catalizadores de riqueza y para reforzar la percepción social sobre el papel de la creación, la producción y el patrimonio cultural como elementos motores de la sociedad contemporánea. El día 27 de abril de 2010 se presentó en Barcelona el Libro Verde de las Industrias Culturales y Creativas de la Comisión Europea, finalmente denominado “Liberar todo el potencial de las industrias creativas y culturales europeas” (Green Paper “Unlocking the full potential of Europe’s cultural and creative industries”), coincidiendo con la presidencia española de la UE. En él leemos:

Las «industrias culturales» son las que producen y distribuyen bienes o servicios que, en el momento en el que se están creando, se considera que tienen un atributo, uso o fin específico que incorpora o transmite expresiones culturales, con independencia del valor comercial que puedan tener. Además de los tradicionales sectores artísticos (artes escénicas y visuales, o patrimonio cultural, incluido el sector público), también abarcan el cine, el sector del DVD y el vídeo, la televisión y la radio, los juegos de vídeo, los nuevos medios de comunicación, la música, los libros y la prensa. Este concepto se define en relación con las expresiones culturales en el contexto de la convención de la UNESCO de 2005 sobre la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales.

Las «industrias creativas» son aquéllas que utilizan la cultura como material y tienen una dimensión cultural, aunque su producción sea principalmente funcional. Entre ellas se incluyen la arquitectura y el diseño, que integran elementos creativos en procesos más amplios, así como subsectores tales como el diseño gráfico, el diseño de moda o la publicidad.

A un nivel más periférico, muchas otras industrias se basan en la producción de contenido para su propio desarrollo y, por consiguiente, presentan un cierto grado de interdependencia con las ICC. Se trata, entre otros, del turismo y el sector de las nuevas tecnologías. Sin embargo, estas industrias no están explícitamente contempladas por el concepto de ICC utilizado en el presente Libro Verde.

Y AHORA, ¿QUIERES CREAR?

Porque necesitamos gente con iniciativa, con creatividad, con perspectiva de futuro. Porque te ofrecemos un plan formativo adaptado y específico en el sector de la comunicación y en el emprendimiento de las industrias creativas.

Porque crear, es construir el futuro.

QUIERO CREAR MI FUTURO EN EL SECTOR DE LA COMUNICACIÓN E INDUSTRIAS CREATIVAS.